Un lugar para aprender y compartir sobre sexualidad

Jueves - 12.Diciembre.2019

Joan Casanova Coll
Contáctanos
Diccionario
Recursos en Internet
Multimedia
Curiosidades

El punto G

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 ir a siguiente páginair a última página

punto_g_1.jpgDEFINICIÓN

El Punto G, abreviatura de 'Punto de Gräfenberg', llamado así por el nombre de su descubridor (en los años 50), el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, es según algunos expertos una pequeña zona del área genital de las mujeres localizada en la cara anterior o frontal de la vagina, detrás del hueso púbico y alrededor de la uretra, y que estaría implicado en la obtención más fluida e intensa del orgasmo y de la 'eyaculación' femeninos. Coincide con, o es una parte de la esponja uretral, es decir el tejido eréctil situado alrededor de la uretra, justo donde se encuentran las glándulas de Skene o parauretrales, con las que algunos expertos identifican el punto, desmintiendo que se trate de una auténtica estructura o zona perteneciente a la pared anterior vaginal, sino en realidad a un nivel más profundo que si acaso 'se notaría' a través de esta pared vaginal.


Algunos científicos sostienen que no es verdad que este punto exista. Otros, que se trata en realidad del conjunto de nervios profundos de la raíz del clítoris que más adelante conectan con la columna vertebral. Otrosañaden observaciones que lo hacen verosímil, como que, con la edad, la mujer experimenta cambios hormonales y en la estructura de los tejidos del interior de la vagina, incluyendo al clítoris, con lo que el acceso al Punto G resulta más fluido, razón por la cual se cree que a muchas mujeres les resulta más fácil explorar las sensaciones placenteras que proporciona este punto a partir de los treinta años aproximadamente, o con posterioridad a un parto.


Las ideas de Gräfenberg fueron ignoradas durante algún tiempo, hasta la aparición del libro "El Punto G", de Whipple y Perry en 1981. Naturalmente, la idea de un 'interruptor sexual vaginal' que facilitara el orgasmo y permitiera la eyaculación femenina del mismo modo que la masculina cautivó la imaginación de mucha gente, aunque las investigaciones posteriores no fueron capaces de apoyar sus teorías. El Punto G y la eyaculación femenina han estado de moda, y han pasado de moda, varias veces desde los años cincuenta, y por lo que vemos hoy día, la polémica, y hasta un cierto misterio quién sabe si intencionado, continúan.


PARA QUÉ SIRVE EL PUNTO G

No se sabe si la naturaleza lo ha diseñado para esto, pero la hipótesis es que su estimulación, realizada a través de la pared frontal de la vagina, puede llegar a proporcionar en algunas mujeres un orgasmo más intenso y satisfactorio, y como ya hemos mencionado parece ser también la causa de la denominada eyaculación femenina. Ésta consiste en la secreción a través de la uretra de un líquido claro, inodoro y transparente, similar en su composición a la secreción prostática masculina, en el momento culminante del orgasmo o en sus postrimerías, y se desconoce cuál es su función. Parece que están implicadas las denominadas glándulas parauretrales, embriológicamente emparentadas con la próstata masculina y, según algunos científicos, todas las mujeres excretan este líquido al tener un orgasmo, sólo que no siempre es detectable. Según otros, sólo entre un 6 y un 14% de mujeres lo producen.


Pero, suponiendo que exista ¿para qué más puede haber sido 'diseñado' este punto? Algunos expertos consideran que el Punto G en realidad funciona como un mecanismo 'precipitador' del proceso del parto en la mujer embarazada, en el sentido siguiente: iniciado ya el parto, hay un momento en que la cabeza del feto presiona este punto, lo que parece disparar la última fase de contracciones vaginales y, gracias a éstas, de empuje del feto hacia fuera de la obertura vaginal. Se relacionan este mismo tipo de contracciones con la experiencia de orgasmos más intensos cuando se estimula este mismo punto con finalidades sexuales; de hecho las contracciones vaginales en un orgasmo de este tipo son descritas como opuestas a las de un orgasmo clitorial, es decir comportan una sensación de empujar hacia el exterior, mientras que en este último la sensación es de 'aspirar' hacia dentro el sexo de la pareja.

Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
vota:
(2 votos: promedio 8 sobre 10)
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 ir a siguiente páginair a última página
ir arriba
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Resuelve esta operación: - = 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
como llegar al orgasmo anal?
Hola soy homosexual y me identifico con el rol pasivo, por mas que desee ser el pasivo no logro llegar a un orgasmo anal sin tocar mi pene
¿Quisiera saber si es algun problema que yo tenga? o ¡¿tambien quisiera saber como revertirlo?
De hecho disfruto del dolor anal a mi parecer es un dolor placentero lo que nesesito es saber como eyacular sin tener que masturbarme.. gracias..
invitado - [05/07/2009 22:24:19] - ip registrada
Empatia y amor
Emiro Vera Suárez
Apartado Postal 8179. Código 2003. La Isâbelica. Valencia. Edo Carabobo. Telf. 0416- 8491307. Correo electrónico:
emvesua12@hotmail.com. emvesua@cantv.net .
Fusión y convivencias
EMPATIA Y AMOR VITAL
Al entrar en Internet, nos podemos dar cuenta del índice en aumento de las personas que se encuentran solitarias, a pesar de tener un pasado intimo con su pareja. La euforia de encontrar a la persona amada todavía persiste y, cada una cuenta su historia de una manera diferente y abierta, sin importarle el que dirán. Simplemente desean una mejor oportunidad para convertirse de nuevo en cónyuge de alguien.
Por ejemplo, Jenisse y Julián tuvieron una historia prometedora al comienzo. Ella provenía de las afueras de Carabobo y él, era de ese Estado. De ellos dos, surgieron historias memorables. Ambos separados de sus parejas por años y con hijos de por lado, se conocieron en un café y, tomaron la decisión de cambiar sustancialmente sus existencias y desde el primer día de ese encuentro se convirtieron en amigos para compartir muchas cosas en común.
Ambos, han logrado que sus emociones este indisolublemente ligadas y se han acorazado para no perder su energía vital. Han decidido cambiar el aire en sus vidas para evitar la toxidad del ambiente familiar y escapar del miedo que origina temores y miedo, cuando se quiere lograr un cierre biológico para evitar una biopatia severa en lo personal, porque originaria contracciones en el sistema nervioso autónomo que altera la función biológica de pulsación plasmática del organismo. Hay que destacar que el científico Federico Navarro y su equipo de trabajo hablan de dos biopatias. La primaria se origina en la vida prenatal y esta ligada al miedo y la secundaria, cuando ya se es un Ser evolucionado, originándose en serie un conjunto de temores ligados al sentimiento de afectividad.
Para curarnos, debemos desprendernos de todo tabú que pueda entorpecer nuestro crecimiento emocional y en primer termino restablecer nuestra capacidad natural de amar y utilizar la energía vital de manera espontánea para crear una atmósfera de confianza en si mismos. Esto, fue lo que hicieron Jenisse y Julián, obviar la ideología negadora de la vida para enfrentarse al miedo de amar y derrotarlo y, de esa manera asentar las bases de un romance independiente cuya existencia tendría su resultante en una sexualidad natural que evolucionaría en el tiempo para determinar las condiciones sociales y amatorias de ese elance que repercutiría en sus condiciones psíquicas.
A la hora de amar, hay que dejarse llevar por los estudios científicos y tanto la tonti como la exuberante rubia tienen sus atributos. Lo importante es entender que al hombre nunca le encantara a la niña que tiene la boquita como un piñón por ser la chica popular o aquella que pose semidesnuda para ir de fiesta con sus amigos y terminar en la playa. Hoy, el género masculino es más exigente, desea una dama que coincida con sus intereses como gustos. También que sea una joven de su hogar y que sepa hacerse respetar, alejándose de los fogonazos de sus amistades, que, en algún momento pueden dañar su relación con la pareja. Es decir, los hombres prefieren a las apacibles para vivir una estabilidad en el matrimonio y desechan a las pregoneras porque al final del camino, el divorcio es la única solución a muchos contratiempos conyugales.




emiro enrique vera suarez - [26/01/2008 03:06:13] - ip registrada
ir arriba
Nube de etiquetas
ciclo ovulatorio duda embarazo eyaculación menstruación métodos anticonceptivos embarazo planificación familiar relación de pareja trompas de Falopio eyaculación precoz disfunción sexual anatomía pene webs de redgiga condón
Consultorio
Anatomía reproductiva
Deseo Sexual
Disfunciones sexuales
Educación Sexual
ETS
Eyaculación precoz
Homo y bisexualidad
Masturbación
Métodos Anticonceptivos
Orgasmo
¿Posible Embarazo?
Problemas de pareja
Punto G
Reproducción
Sexo AnaI
Sexo OraI
Virginidad
Temas sexuales
¿Estoy embarazada?
Eyaculacion Precoz
Perdida Deseo Sexual
Masturbación Femenina
Más temas de sexo
Artículos
Fantasías Sexuales
Recomendamos
Noticias Sexualidad
Libros
Webs
Lo + visto
Cómo saber si estoy embarazada de pocos días
¿Puedo quedar embarazada si el se quita antes de eyacular?
Pastillas para abortar
Granitos blancos en el pene
¿Que pastillas puedo tomar para abortar?
Relaciones 4 días después de mi menstruación
Como enloquecer a un hombre en la cama
Posturas y tips para el sexo an.al
Eyaculación precoz, ¿un transtorno cultural?
Embarazada, pastilla para hacer bajar la regla

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar