Un lugar para aprender y compartir sobre sexualidad

Martes - 27.Junio.2017

Joan Casanova Coll
Contáctanos
Diccionario
Recursos en Internet
Multimedia
Curiosidades

Perder la Virginidad Joan Casanova

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo

perder_virginidad¿Qué representa actualmente eso que aún llamamos ‘perder la virginidad’?
Algo, por fortuna, cada vez más diferente de lo que significaba tiempo atrás. Por suerte, cada vez menos un instrumento y un símbolo de la vejación de la mujer y del sometimiento absoluto de ésta al hombre. Pero por desgracia, en muchas partes del planeta, o incluso de nuestro propio país o ciudad, todavía no hemos erradicado del todo estas creencias primitivas, machistas, patriarcales, supersticiosas o simplemente de control social injusto. En países árabes, en zonas de Japón, en zonas de China, entre etnias o tribus africanas, por ejemplo, la virginidad de la mujer es todavía valorada, y comprobada, de un modo machista, morboso y absurdo.

Debido a estas razones, pero también a otras como la desinformación, la fanfarronería, los falsos mitos o la falta de confianza que envuelve a la sexualidad, incluso propiciado por los propios padres de adolescentes, la pérdida de la virginidad es un asunto que ha estado íntimamente ligado al miedo, y también hoy lo sigue estando, incluso en culturas occidentales.

ALGUNOS DATOS
Y justo datos no faltan, tanto del pasado como de la actualidad. Algunos ejemplos: tanto en la Inglaterra de la época victoriana como en partes de la actual África, hallamos la creencia de que las enfermedades venéreas pueden curarse teniendo sexo con una chica virgen; esta superstición es un factor nada despreciable que favorece aún más la propagación de la vasta epidemia del SIDA en el continente africano.

Esto refleja un tipo de superstición similar en otras culturas: el ver a la doncella virgen como un ser con potencial para causar un gran bien, pero a la vez para causar un gran perjuicio. Un poco como pasa con los gatos blancos o negros: no hay unanimidad sobre si traen buena o mala suerte, pero sí en que parecen tener ‘algo misterioso’. Por eso en algunas culturas el encargado de desflorar a una virgen no era el esposo, sino p.e. un sacerdote, o un extraño o extranjero –en Egipto hasta hace muy poco el marido pagaba a otro hombre para realizar esta tarea-, o la madre de la novia.

En algunos países, sobre todo musulmanes, se han puesto de moda las intervenciones para ‘rehacer’ la membrana del himen, haciendo creer al hombre que la mujer es virgen. Esto tiene paradójicamente un lado positivo: en estos países, la tasa de mujeres asesinadas por sus parejas o incluso por sus propios familiares, pensando que no eran vírgenes, ha descendido significativamente.

Desde antiguo, en muchas culturas se esperaba de los padres o familiares de la novia que garantizasen que ésta era virgen. De lo contrario, se les hacía pagar una multa, o algo aún peor, pues llegaba a considerarse una enorme deshonra.

MIEDO
¿A qué se tiene miedo hoy respecto a la virginidad, en Occidente?
Los chicos adolescentes, a que sus amigos sepan que aún no la han perdido. A ‘no dar la talla’ o no saber bien cómo comportarse, o cómo satisfacer a la pareja, o a los sentimientos que aparecen de forma inesperada, cuando de verdad les toque iniciarse en el sexo.

Las chicas también padecen por esa especie de competitividad con sus amigas, pero además por el miedo a mostrarse demasiado ‘apasionadas’ y ser calificadas, con ello, de ‘ligeras’ o poco confiables por los hombres y la sociedad.

Todo esto tiene detrás sus condicionantes: los chicos, en sus conversaciones, están sólo interesados por la ‘mecánica’ y todo lo mensurable o cuantificable del sexo; a las chicas, en cambio, las condiciona mucho lo emocional, en el sentido de que, aun incoscientemente, desean ajustarse al estereotipo de una mujer sensible, amorosa y potencial buena madre para con sus hijos. A ambos, tanto chicos como chicas, les condiciona enormemente el poderoso influjo de las hormonas en ebullición, el creerse tan especiales o poderosos que les hace inmunes frente a desgracias como embarazos o infecciones. Pero también el silencio hipócrita del entorno adulto –padres, educadores y gobernantes- ante la realidad de la sexualidad adolescente.

Miedo, inseguridad, hipocresía o ceguera de adultos, padres y tutores, todo o algo de todo esto tiene como consecuencia en los últimos tiempos un alarmante aumento de embarazos indeseados y de enfermedades de transmisión sexual en adolescentes. Las cifras no sólo no bajan, sino que en la mayoría de países occidentales, donde hay estudios más fiables,siguen incrementándose cada año.

LOS ADULTOS ¿HIPÓCRITAS O RESPONSABLES?
Poco después del primer orgasmo espontáneo, o de la primera menstruación, sus cuerpos de repente están fisiológicamente listos para practicar sexo, pero los adultos tienen siempre dudas de que sus mentalidades también lo estén, y nunca saben bien cómo conciliar ambas cosas.

Sin embargo, hemos llegado a saber, bien a las claras, que negarles su sexualidad, o impedir que accedan a una mínima información sobre sus cuerpos, los cuerpos de los demás, y la dinámica y el sentido de las relaciones sexuales, no acarrea más que sufrimiento y consecuencias desagradables, a veces incluso desastrosas, como un embarazo, que puede arruinar la vida de una chica adolescente, apartándola quizá para siempre de un futuro que le hubiese permitido realizarse como persona. Y cuando esto no sucede, es posible que estemos criando unos jóvenes que más adelante sufrirán de algún tipo de represión psíquica, o de neurosis, lo que acarrea otro tipo de problemas a nivel social, laboral o en el marco de las nuevas familias que más adelante formarán: de hecho, parece que aumentan los casos de personalidades ‘límite’ o antisociales, aumenta el egocentrismo, el egotismo y el egoísmo, y los expertos aseguran que aumentan también entre nosotros los denominados psicópatas.

¿Le parece absurdo a alguien asociar estos males a un mal inicio en las actividades sexuales? Creo que no hay que tomar a broma la afirmación de grandes expertos en psicología y en sexualidad, en el sentido de que el modo y la persona con quien uno ‘pierde la virginidad’ influye para el resto de la vida, no sólo en la propia vida sexual, sino incluso en los valores en que se basan la relación en general con el sexo opuesto.

Seguimos con la duda de si ‘nuestros chicos y chicas’ están psicológicamente preparados para unas relaciones sexuales maduras y saludables. La respuesta, al menos en Occidente, parece ser que cada vez lo están menos, y no nos equivocamos: la adolescencia ‘mental’ se prolonga más y más tarde, podemos comprobarlo fácilmente mirando alrededor. Pero ¿quién es responsable de esto? Todos, tanto padres, como educadores y gobernantes. Una sociedad centrada en lo superficial, en la apariencia, en lo festivo, en lo lúdico, en el consumo y la posesión como valores supremos, produce necesariamente seres altamente inmaduros hasta edades cada vez más avanzadas.

¿Cómo conciliar ambas cosas?

No parece haber todavía una respuesta clara a esta cuestión.

CONSEJOS PARA ADOLESCENTES:
-    Si eres mujer, muy importante: no te dejes nunca presionar por el chico, especialmente si te dice algo como “o lo hacemos o te dejo”. Si demuestra tan poca consideración hacia tu propia capacidad de decidir, ese chico no es para ti.
-    No niegues ni escondas tu propia inexperiencia. Di siempre abiertamente que ‘eres virgen’. Mentir en esto te llevará siempre directamente al fracaso.
-    No niegues ni escondas tus propios sentimientos. Te ayudará a interactuar mejor con la persona que tienes delante, la cual probablemente agradecerá tu honestidad emocional. Te ayudará a aprender más junto a esa persona, pero sobre todo a conocerte mejor a ti mismo, a cómo reaccionas frente a situaciones variadas y nuevas.
-    En relación con esto, y especialmente si eres chica, no confundas un sentimiento, como el del enamoramiento, con la pura excitación. Este error se comete a menudo, así que intenta en lo posible observarte a ti misma en estas cuestiones, y no te engañes. Fantasear demasiado con el amor romántico puede ser peligroso y llevarte a ‘profundizar’ demasiado con alguien con quien luego te dés cuenta que realmente ni lo deseabas, ni lo conocías, ni confiabas tanto.
-    No niegues tampoco tu propio cuerpo y sus, a veces, extrañas formas de reaccionar en situaciones nuevas o ante el cuerpo de otra persona que te atrae.
-    Hablando del propio cuerpo, es una gran ventaja haberlo explorado un poco, antes de emprender una relación sexual con otra persona. La masturbación, p.e., es algo perfectamente normal, nada perjudicial, que puede enseñarte algo acerca de las formas de conseguir una adecuada excitación o, por el contrario, una excitación apresurada, nerviosa e inadecuada.
-    Pasa de los mensajes equivocados, o no sufucientemente contrastados, que te llegan de tu entorno, como son tus amistades o ciertos medios de comunicación. Por tanto, y ante todo, no te precipites. Prefiere siempre antes el juego y la exploración de los cuerpos al coito: éste no es el ‘objetivo en sí’ y, por otro lado, debes saber que en promedio ésta no es la forma en que las mujeres obtienen sus orgasmos más satisfactorios. Muchos de los mensajes distorsionados de tu entorno precisamente mitifican y falsean todo lo relacionado con el coito, y se miente mucho, a nivel personal, acerca de la satisfacción, placer o experiencia tenidos con esta práctica.
-    No eres Superman ni Superwoman. No eres tan especial ni sobrehumano como para evitarte un embarazo indeseado o una infección de transmisión sexual. Si quieres ser maduro en cosas, como poder practicar sexo, demuestra que también lo eres para protegerte de estas consecuencias catastróficas. Utiliza al menos preservativos o, aún mejor, acude a tu centro de planificación familiar para asesorarte sobre métodos anticonceptivos y, quizá, empezar a usar alguno. Y comprende que ese intercambio sexual supondrá un cambio en vuestra relación como amigos, así que prepárate tanto como puedas psicológica y emocionalmente.
-    Si eres chica, debes saber que no siempre se sangra en el primer coito, sobre todo si éste se hace estando muy excitada, actuando él con suavidad, si el himen no es demasiado rígido o grueso, y aún mejor si adoptas una postura en la que tú controles el ángulo y fuerza de la introducción del miembro. Respecto al himen, éste puede haberse ya desgarrado, bien de forma espontánea, bien por el uso de tampones, bien por la práctica de algún deporte; si tu compañero tiene una mentalidad demasiado ‘clásica’, es importante que entienda estos puntos. Debes saber también que, en este primer coito, casi siempre las sensaciones de nerviosismo tapan a las de placer, de modo que esa ‘primera vez’ no suele suele sentirse como especialmente placentera, en lo estrictamente sexual o genital. No lo hagas si no estás al menos muy excitada y bien lubricada. Por cierto, que si el chico también es virgen, es probable que ‘termine’ enseguida, sólo penetrarte: no pasa nada, transmítele confianza y relajación, seguramente volverá a estar ‘a punto’ al cabo de poco, y menos nervioso.

CONSEJOS PARA PADRES/EDUCADORES
-    Nuestros hijos/educandos adolescentes son personas completamente formadas, en suficientes aspectos, para moverse por el mundo. Hay que asumirlo. Empiezan en cierto modo a ‘independizarse’, de los padres y para la vida.
-    No pretendamos controlarlos ni dirigirlos excesivamente en aquello que, por la fuerza mayor de la biología, quizá no tenemos del todo derecho a controlar. Nosotros también hemos sido adolescentes, y tal vez hemos olvidado que es una época de exploración, de autoafirmación -a menudo por la vía de la rebelión y la contestación-, de esplendor de la sensibilidad y de cierta inteligencia –a menudo obsesiva, pero inteligencia al fin-. Hay una gran necesidad de comunicación con los demás, de identificación con un grupo, con otra persona igualmente plena de hormonas y de sensibilidad, lo que requiere una intimidad, buscada a veces de forma desesperada, y por desgracia también de forma ‘clandestina’.
-    Por lo tanto, no es una postura inteligente empeñarse en prohibir y reprimir: es probable que esto genere posteriormente adultos reprimidos y, tal vez, reprimidores. Sí lo es enseñar y educar, o al menos intentar comprender. Cierto que un grado de ‘represión’ es siempre necesario, tanto en la escuela como en la familia, pero cabe meditar, p.e., acerca de esos padres que, comprendiendo la inevitabilidad de esas fuerzas biológicas tan poderosas, establecen una cierta complicidad con sus hijos, y les permiten tener relaciones con su pareja en su habitación. Esto se hace mucho más en la Europa central y nórdica, y es posible que, al fin y al cabo, constituya una forma inteligente y equilibrada de no perder un cierto ‘control’ por parte de los padres, ante unos impulsos y unas rebeldías a veces demasiado conflictivas. El hijo/hija probablemente se esforzará por hacer que su pareja agrade a los padres, y a éstos les resultará más fácil dar algunas enseñanzas ‘de última hora’ sobre prevención, tanto anticonceptiva como emocional.
 

Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
vota:
(2 votos: promedio 10 sobre 10)
Autor: Joan Casanova
ir arriba
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
Soy rara?
Hola tengo 14 y algunas de mis amigas ya lo han hecho y todo eso y yo nosiquiera he tenido novio todavia.
Me siento mal por eso por que casi todas mis compañeras tuvieron novio y yo no.
Mi amiga mas cercana ha tenido y mas de ocho novios y ella lo ve normal pero yo no se...
Ella y ha tenido 3 relaciones y me dijo que no sangro casi y que no dolia mucho.¿es verdad?¿es normal k con 14años aun no halla tenido novio?
Alba - [29/01/2013 23:28:56] - ip registrada
Que si duele???
Mi chica se desangro y no dejaba de quejarse de dolor....
Xavier - [25/10/2012 21:43:20] - ip registrada
duele?
duele muchisimo la primera vez? me urge saber
invitado - [30/03/2012 03:45:18] - ip registrada
Educación Sexual
Páginas como esta son hoy día muy necesarias para aportar lo necesario a la educación sexual de los adolescentes.
ir arriba
Nube de etiquetas
ciclo ovulatorio duda embarazo eyaculación menstruación métodos anticonceptivos embarazo planificación familiar relación de pareja trompas de Falopio eyaculación precoz disfunción sexual anatomía pene webs de redgiga condón
Consultorio
Anatomía reproductiva
Deseo Sexual
Disfunciones sexuales
Educación Sexual
ETS
Eyaculación precoz
Homo y bisexualidad
Masturbación
Métodos Anticonceptivos
Orgasmo
¿Posible Embarazo?
Problemas de pareja
Punto G
Reproducción
Sexo AnaI
Sexo OraI
Virginidad
Temas sexuales
¿Estoy embarazada?
Eyaculacion Precoz
Perdida Deseo Sexual
Masturbación Femenina
Más temas de sexo
Artículos
Fantasías Sexuales
Recomendamos
Noticias Sexualidad
Libros
Webs
Lo + visto
Cómo saber si estoy embarazada de pocos días
¿Puedo quedar embarazada si el se quita antes de eyacular?
Pastillas para abortar
¿Que pastillas puedo tomar para abortar?
Granitos blancos en el pene
Relaciones 4 días después de mi menstruación
Como enloquecer a un hombre en la cama
Posturas y tips para el sexo anal
Eyaculación precoz, ¿un transtorno cultural?
¿Cómo realizar el sexo anal?

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar